El ir a tomar algo…

Me declaro fan incondicional, acérrimo y si saliese a bolsa accionista, de esa costumbre tan española que llamamos “ir a tomar algo…”

Todos en esta España nuestra practicamos regularmente el saludable hábito de ir a tomar algo, independientemente de la edad, sexo e incluso la estación del año.

Me encanta sobre manera la parte del “algo” y es que todos sabemos que lo que tomamos es lo de menos. Lo que realmente nos gusta es ese matiz social que conlleva. Sea un café, una caña, una copa, un refresco, un vermú o una sidra; ese piscolabis es simplemente un acompañamiento que entretiene mientras nos ponemos al día, intimamos, criticamos, cotilleamos, seducimos, vemos un partido o simplemente charlamos .

Si hay un detalle que diferencia una calle española del resto de calles en los países que he conocido son los bares y sus terrazas. Y es que el español vive del tomar algo, nos gusta hacer vida en la calle y nos gusta compartir en las “redes personales” más que en las redes sociales.

Precisamente este carácter social es lo que más se echa en falta cuando, por suerte o pos desgracias, vives fuera de España. Los anglosajones usan “to have a drink ” o “to go for a drink”, pero os aseguro que a veces no es sólo “a” y se convierte en “some” o en “a lot” fácilmente. Para ellos esta expresión tiene una carga más alcohólica y menos social. Esto no quiere decir que nosotros no nos liemos, pero nuestro motivo es la embriaguez social más que la etílica.
Los francófonos dicen “prendre un verre”, pero mi experiencia me dice que será en casa, raramente en la calle y, de serlo, será un vaso o poco más que uno.
¡Cuánto mejoraría el extranjero si lográsemos exportar este hábito tan nuestro!

Amigos, sigamos practicando esta buena costumbre y si te gusta esta entrada, prefiero que no me comentes aquí, mejor me lo cuentas mientras tomamos algo.

Leave a Reply